Argentina dividida por proyecto de ley para los esports

Nov 02, 2018

A semejanza de otros países de América Latina, Argentina no se quedó indiferente al crecimiento exponencial que los esports y los videojuegos han registrado en los últimos años. Gracias a la pasión de los fans y al esfuerzo de los desarrolladores, los esports llegaron a las altas instancias del gobierno argentino.  El mes pasado, la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos (AADE) ha avanzado con una propuesta de ley que pretende introducir los esports dentro de la Ley Nacional de Deportes.


Pero si de una parte la propuesta refleja un paso adelante para la emergente comunidad de esports de Argentina, de otra, han llovido duras criticas desde los clubes y representantes nacionales del sector. En resumen, la AADE avanzó con el proyecto sin consultar a las entidades de esports y lanzó una propuesta que excluye la participación de diversos equipos y jugadores y reduce el abanico de juegos, vetando algunos de los juegos más populares del mundo. 

La polémica estalló con los artículos 3 y 4 del proyecto de ley, que excluyen cualquier videojuego que contenga violencia, combates o disparos. Esta premisa deja de fuera a casi todos los juegos populares de esports, incluyendo:  Call of Duty, Counter-Strike: Global Offensive, Dota2, Fortnite, League of Legends, Overwatch, Paladins, PUBG, Smite, y Street Fighter.

La iniciativa fue anunciada en Abril, y su integración en la legislatura argentina fue discutida en septiembre. Antes de la audiencia, la comunidad de esports de Argentina se movilizó en las redes sociales contra la propuesta, declarando que "no representa a nadie". 

La AADE contestó señalando el apoyo de la Federación Internacional de Esports (IESF Master), pero sin contestar a las principales preocupaciones de la comunidad argentina de esports. 

En la audiencia de septiembre con la comisión de deportes, la AADE presentó una nueva versión de los capítulos 3 y 4, considerando las criticas recibidas. Asimismo, no fue suficiente para satisfacer a las demás entidades de esports, que seguían hostiles por no haber sido consultadas ni para la propuesta original ni para la nueva propuesta de la AADE. 

La polémica audiencia terminó sin un destino claro para el nuevo proyecto de ley, suspenso en un acuerdo para continuar el debate, sin fecha oficial. Pero el futuro parece oscuro,  de acuerdo con las informaciones publicadas, el Legislador Facundo Moyano señaló que el gobierno no dispone de fondos para invertir en la promoción de un nuevo deporte. 

La preocupación con la violencia en los videojuegos es un tema de debate internacional. El Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, se ha manifestado contra "killer games" en una entrevista a la Associated Press. 

Tanto las declaraciones de Bach, como el debate de la nueva ley para Argentina, son poco claros en la definición de violencia, dejando a los fans de los esports confusos sobre lo que las autoridades deportivas y gubernamentales consideran como "violento". 

La LPE mantiene el compromiso de promover juegos sin violencia explícita, pero nos preguntamos si juegos como League of Legends se consideran violentos en la misma manera que Call of Duty o Mortal Kombat.