Argentina inicia un proyecto de ley para prohibir los esport

Según la ley, no sería considerado como deporte electrónico el "género de videojuegos de disparos en primera persona”

Dec 30, 2018

El auge de los esports es un hecho objetivo en el actual panorama global y los legisladores ya han empezado a poner el ojo en un sector tan prometedor como polémico. La Asociación Argentina de Deportes Electrónicos (AADE) fue pionera y presentó un proyecto de ley con el fin de regular las competiciones de esports en el país de la bandera albiceleste.


No obstante, las críticas no tardaron en llegar por la explícita exclusión de los “videojuegos con disparos en primera persona” de la categoría de deportes electrónicos. Es sabido que numerosos esports entran bajo este principio, como el Call Of Duty, Fortnite, PlayerUnknown's Battlegrounds, Halo o Counter Strike. Sobre todo este último es el que ha hecho saltar las alarmas, por ser uno de los más punteros de la escena argentina.


Así rezan los artículos específicos de la AADE que desestiman los videojuegos de disparos o que sean violentos per se:

 

“Artículo 3°.- La presente ley desestima los videojuegos violentos y todo aquello que produzca imágenes de furia, agresión o crueldad, cuyas categorías serán especificadas vía reglamentación. Son considerados Deportes Electrónicos aquellos videojuegos pertenecientes a los siguientes géneros: estrategia en tiempo real; juegos de cartas coleccionables y los juegos de plataforma deportiva”.


“Artículo 4°.- No es considerado Deporte Electrónico el género de videojuegos de disparos en primera persona, donde el jugador observa el mundo desde la perspectiva del personaje protagonista”.


En contraposición, la Asociación de Deportes Electrónicos y Videojuegos de Argentina no tardó en iniciar una potente campaña a raíz del proyecto de ley. Publicaron un comunicado en el que declaraban que no serían “cómplices del descrédito de los esports en el país y de los que lo practican”. También destacaban que no avalarían “ninguna ley que resultara en detrimento” de la actividad que impulsan y difunden.


Desde la publicación del proyecto de ley muchos han sido los particulares y organizaciones que se han mostrado contrarias a ella, pero la resolución del caso todavía está por llegar. Hasta se promovió un hashtag de denuncia (#NoAlProyectoDeEsportsAADE) que no tardó en viralizarse en el país sudamericano.


La AADE terminó contestando ante tanta crítica: “Cabe destacar que las puertas de la asociación desde su fundación siempre estuvieron y estarán abiertas para todo el mundo y lamentamos escuchar que muchos de ustedes aún no se sienten representados, incluso que han intentado manchar la imagen de la institución, que con tanto sacrificio se ha construido a pulmón durante estos años".