LPE — una nueva realidad para los esports

La historia de cómo surgió la idea de la LPE.

Oct 10, 2018

Como tantas otras historias, esta también empezó con un niño que  miraba a sus ídolos en la tele y soñaba ser jugador de fútbol.

Sin embargo, esta historia no es como las de Messi y Cristiano.

Desafortunadamente para el niño y afortunadamente para los esports, cuando presentó sus habilidades en un evento de fútbol "el resultado fue nefasto", como él mismo cuenta. 

Pero no hay éxito sin derrota y fue cuando el fútbol le dio una patada que Xavi Cortés, CEO & Founder de la LPE, se dio cuenta de lo que realmente se le daba bien: los videojuegos.


Xavi desistió de ser jugador de fútbol y decidió meterse en la industria de los videojuegos al 100%.  Después de varios años trabajando como consultor, tuvo otra realización: las entidades deportivas no entendían lo que eran los esports. "Pensaban que los esports eran solo juegos de simulación", recuerda.

 

De una parte, había un interés creciente de los clubes en el deporte virtual, y de otra, las competiciones existentes estaban lejos del profesionalismo de las competiciones profesionales del deporte real. 


Pero, ¿y si hubiese una Liga de esports que fuera como la Uefa o la NBA? 

Una liga transparente y descentralizada, disputada por clubes oficiales y con condiciones profesionales: salarios, contratos laborales, y un reglamento que determina los valores y los términos de la competición.  

No parecía una mala idea y, muy pronto, Xavi descubriría a alguien que pensaba de la misma manera que él.  

"Un día en Barcelona me llama un amigo y me dice  - oye que estoy con una persona de una multinacional japonesa que le gusta los videojuegos, le gusta Dragon Ball y creo que sería bueno que os conociereis - estuvimos más de una hora debatiendo, enseguida congeniamos y un mes más tarde estaba en Tokyo cenando con ellos."




Hoy Xavi y el CEO de la multinacional de entretenimiento Japonesa Akatsuki, además de socios, son dos amigos implementando una Liga Profesional de esports única en el mundo. 

La LPE pretende elevar los esports al status del deporte tradicional, promoviendo la igualdad y la transparencia, y creando una nueva realidad híbrida para el deporte virtual. 

Al final, aunque no haya triunfado como futbolista, Xavi consiguió realizar uno de sus sueños, el de juntar sus dos grandes pasiones: el deporte y los videojuegos.